Un ERP es una herramienta de software que permite gestionar de forma integral, desde una única plataforma, el conjunto de procesos de una empresa. Las siglas provienen de la denominación que este tipo de herramientas recibe en inglés, Enterprise Resource Planning. En español hablamos de sistemas de planificación de recursos empresariales.

Tradicionalmente las empresas han gestionado su negocio mediante la combinación de diversas aplicaciones, por ejemplo, de tipo ofimáticas (Microsoft Excel, Microsoft Access, etc) y específicas para procesos como la contabilidad, gestión de nóminas o almacenes. Así, por ejemplo. Muchas empresas utilizan hojas de cálculo para la gestión de numerosas operaciones, como catálogos de productos, elaboración de facturas y presupuestos, etc.

Frente a este tipo de gestión “compartimentada”, un ERP facilita la gestión centralizada de todos los procesos de negocio y flujos de información, aportando varias ventajas a la gestión de la empresa.

Un ERP integra toda la información generada y gestionada por los diferentes departamentos y personal de la empresa en una base de datos común. Esto supone una reducción de errores y duplicidades, mejorando así los procesos de tomas de decisiones y la comunicación entre departamentos y empleados.

La capacidad de tomar decisiones mejor informadas permite incrementar la eficiencia y reducir costes empresariales. Por otro lado, poder utilizar una única aplicación de software supone un ahorro en términos de renovaciones de licencias de software, mantenimiento, etc., lo cual también contribuye a la reducción de costes empresariales.

La utilización de sistemas ERP ha estado asociada fundamentalmente a las grandes empresas, sobre todo en relación a la complejidad y al volumen de inversión que este tipo de aplicaciones solían tener. Sin embargo, la evolución tecnológica ha permitido, entre otras cosas, la introducción del modelo cloud, conocido comúnmente como la nube, que ha supuesto toda una revolución en el uso de la tecnología por parte de las empresas.

Los sistemas ERP en la nube son una opción ideal para las pymes, con un modelo de pago por uso, y unos costes y complejidad mucho menores que en el caso de las grandes empresas. Además, los ERP tiene una estructura modular, de forma que cada módulo se corresponde con una funcionalidad específica (contabilidad, compras, logística, etc) con lo cual una empresa puede optar por implantar los módulos que necesite en un momento determinado y luego ir integrando módulos adicionales según las necesidades del negocio. Es decir, hay un mayor control sobre el proceso de implantación al elegir que es exactamente los que se quiere en cada momento.

En definitiva, la implantación de un sistema ERP aporta numerosos beneficios a las empresas que, al tener una gestión mas eficiente, basada en un mejor conocimiento de sus operaciones, dan un mejor servicio a sus clientes y aumentan su competitividad.

Bakata Solutions tiene experiencia en el desarrollo e implantación de ERPs para diversos clientes como puede ver en nuestro portfolio .

 

Más información:

https://www.iebschool.com/blog/ventajas-erp-digital-business/

https://www.elegirerp.com/erp/beneficios

https://www.universidadviu.es/sistema-erp-ventajas-desventajas-principales/

https://www.mygestion.com/blog/ventajas-de-tener-un-erp-en-la-empresa